Los 10 mandamientos son una guía para cumplir con el propósito que salvador tiene para nosotros.

 Contienen las orientaciones para conseguir el camino para adorar al Dios verdadero y convivir en paz y prosperidad con nuestros semejantes.

Los 10 Mandamientos de Dios forman parte de la alianza religiosa para Amar a Dios sobre todas las cosas.

Cuando un fiel emprende su negocio y cumple con el primer mandamiento tiene la Fe que se necesita para alimentar su ánimo y sacar adelante su negocio.

Podrá igualmente establecer las prioridades de su empresa, para aprovechar las oportunidades con capacidad, calidad y honestidad.

Leer Más –> Las 6 Leyes Espirituales Para Manejar El Dinero Como A Dios Le Gustaría

Los 10 Mandamientos prioritarios para los negocios

Los 10 Mandamientos De Dios Aplicados A los Negocios para ser exitoso

Cuando se tiene a Dios como prioridad de la vida y del negocio se puede visualizar con certeza y confianza la forma cómo organizar las actividades productivas y comerciales teniendo en cuenta la forma idónea de distribuir la disponibilidad de recursos financieros para obtener las mejores ganancias.

También, se tendrá la seguridad y esperanza para lograr alianzas productivas en pro de sus clientes.

Los 10 Mandamientos de la Iglesia tienen por segundo decálogo a no decir el nombre de Dios en vano.

Cómo se relaciona este mandato con los negocios, en realidad jurar en vano en nombre de Dios es un pecado y está relacionado con todas las acciones de nuestra vida.

Por lo que debe tomarse muy en serio, especialmente cuando se realizan decisiones sobre la inversión y rentabilidad del negocio.

 

La asesoría que siempre aporta al mejor consejo

Jurar en vano seguramente será contraproducente cuando se busca invertir para que un negocio sea próspero.

Para tener éxito en cualquier negociación se debe contar con una excelente asesoría posible y qué mejor asesora que la palabra de Dios para cumplir con ese objetivo.

Todo negocio debe generar servicio, fruto y ganancia, los cuales están asegurados al optar por el consejo de Dios como norte.

Invertir en la fuente real de la riqueza

Los 10 Mandamientos del éxito tienen en el tercer mandamiento de Dios al día de reposo para cumplir con el mandato divino de Santificar las fiestas para realizar la adoración a Dios con contemplación y convencimiento.

La relación del tercer mandamiento con los negocios es un consejo apto, ya que quien invierte en la Fe en Dios invierte en rentabilidad.

Quienes profesan las falsas creencias no están invirtiendo, por lo que no tienen retorno en bendiciones ni en ganancias para sus negocios.

Ya que solo malgastan su espiritualidad en dogmas improductivos, lo que no les permite mejorar su calidad de vida, ni generar beneficios para sus clientes, ni para su comunidad.

Son dos formas opuestas: una es inversión en Fe y la otra, gasto en ocultismos.

Honrar a padre y madre es uno de los 10 Mandamientos para triunfar, ofrecer respeto a los padres es un deber y un privilegio que Dios menciona para nuestros días en la tierra sean alargados y más aún cuando la ocupación productiva se trata de un negocio.

En el presupuesto familiar y comercial, los requerimientos de los padres deben ser prioritarios, luego de colaborar con sus gastos y ahorrar para sus eventualidades, se puede tener la confianza de que el negocio proveerá lo suficiente para gastar y ahorrar.

Cumplir con este mandamiento produce ganancias en abundancia con ingresos bendecidos que siempre abastecerán para el bienestar necesario.

Respetar la vida es el mejor negocio

Los 10 Mandamientos y su significados

El quinto mandamiento de no matarás, nos indica que ningún ser humano tiene el derecho de quitarle la vida a su prójimo,.

Los negocios benditos no están relacionados directamente, ni indirectamente con el perjuicio de la vida de nuestros semejantes.

Ningún empresario que considere que las oportunidades rentables están en ese tipo de negocios tendrá ganancias espirituales, ni certificados de bendiciones.

Está muy lejos de cumplir con los 10 Mandamientos del éxito financiero, ya que están ocupándose de malgastar a unas tasas de interés que no tienen ninguna oportunidad de beneficio en la tierra y mucho menos de merced en el cielo.

No cometer actos impuros es el sexto mandamiento, que se refiere a la necesidad de dominar a las pasiones de la carne.

Justamente, en los negocios exitosos se amerita de reflexión y seguridad para mantener relaciones comerciales, laborales y familiares debidamente permitidas e invertir máxime en las actividades que ofrezcan mayor valor a las finanzas personales y hagan prosperar al negocio.

Leer Más –> Los Mejores Consejos De Los Millonarios De La Actualidad

Los negocios confiables cumplen con el séptimo mandamiento

Los 10 Mandamientos de un buen negocio, tienen en el séptimo mandato a no robar , un mandamiento  básico ya que las personas y comerciantes que cumplen con no tomar lo que no le pertenece cuentan con credibilidad.

Condición indispensable, para tener la confianza de proveedores, socios, clientes y del público en general.

Para librarse del mal de tentarse con lo ajeno, evitar gastar más de lo que se gana.

No dar falsos testimonios es fundamental para todas las personas y los negocios, ya que las mentiras no agradan a Dios porque traen muchos problemas innecesarios.

Es un muy buen consejo, el octavo de los 10 mandamientos y sus significados, ya que no mentir en la administración del dinero permite que se tenga presente el costo-oportunidad real del negocio y tener crédito y clientes permanentes.

Educar en valores asegura el progreso

No consentirás pensamientos ni deseos impuros es el noveno mandamiento, para evitar los problemas que genera pensar o desear cosas inmorales, más aún en el entorno de los negocios.

Los 10 mandamientos bíblicos muestran el camino para ser productivo y exitoso en los negocios, por lo que para impedir los pensamientos viciados hay que tener una mente educada y ocupada en conocimientos de progreso.

Los negociantes que invierten recursos para formar a su personal con conocimientos novedosos que mejoran sus habilidades personales y profesionales logran más desarrollo en sus proyectos y potencian el retorno económico de sus empresas y de sus familias, gracias a que fomentan la producción y las ventas con la estrategia noble y considerada de invertir en la educación productiva de sus empleados.

Los 10 Mandamientos historia tienen al décimo de no codiciar los bienes ajenos, para evitar el pecado de la envidia deseando lo que los prójimos tienen. Tiene un negocio: trabaje, invierta y ahorre decentemente.

Conservar el valor de los ingresos depende de la actitud de quien los administra y de las formas de ahorro y gasto que use.

Quien invierte en bienes respetables siempre aumentará su capital.

En Millonarios Emergentes  creemos firmemente que todos podemos ser libres financieramente y es por esa razón que escribimos artículos de valor  que ayudan a las personas en su camino al libertad financiera.

Por favor ayúdanos calificando y  compartiendo este artículo en tus redes sociales para lograr impactar a más personas. Sólo tienes que hacer click en las estrellas y en los  botones de abajo . Muchas gracias por tu ayuda.

Los 10 Mandamientos De Dios Aplicados A Los Negocios
5 (100%) 5 votes

Facebook Comments